La batalla del “Campo del Cubano”

En el año 87 accede a la presidencia del club, Julián Valiente Romero, el cual acomete un ambicioso plan de relanzamiento del club. Se nombra entrenador del primer equipo a Mauricio Iglesias, antiguo jugador de El Salvador de Valladolid, y se refuerza el equipo. Por primera vez el primer equipo cuenta con un preparador físico en exclusiva y eso se nota en el rendimiento. Los comienzos son titubeantes pero conseguimos clasificarnos “in extremis” (partido glorioso contra el CDU Santiago, en la antigua Universidad Laboral) para el “play off” final con el Xabarin de Lugo, CRAT de A Coruña y Marina Ferrol. En principio nosotros somos la cenicienta del grupo pero damos la sorpresa y ganamos todos los partidos de la primera vuelta. En la segunda vuelta empezamos perdiendo con el Xabarin (favorito ese año al titulo). En el segundo partido si lográbamos un punto quedábamos clasificados automáticamente para la fase de ascenso (se clasificaban los dos primeros) y dicho partido era contra nuestros “eternos rivales” del CRAT.

Partido en el campo del Cubano y frase famosa del “Macario” – ¡¡No salgáis del campo sin la victoria¡¡ En el último minuto golpe de castigo del ingles y clasificación en el bote. En la jornada siguiente pudimos habernos hecho con el titulo ganando al Marina en Ferrol pero la relajación de estar ya clasificados hizo que fuésemos a Ferrol a pasear.

Jugamos la fase de ascenso con el Xabarín, Independiente de Santander, Ferroplast de Burgos y Revillagigedo de Gijón. Jugamos mas que nada para coger experiencia ya que el claro favorito era el Independiente, (tal como demostró ganando todos los partidos). Ganamos dos partidos y estrenamos el primer patrocinador que tuvo el club Pilas Ucar.

En la siguiente temporada estrenamos el primer local social del club fuera del instituto. Era un bar en la calle Perillana y lo tuvimos 2 años. Al final lo dejamos ya que nos salía bastante caro para la economía del club

En la temporada 88/89 volvimos a tener un equipo juvenil, que dirigido por Roberto Anido y Rafael Cano, quedó campeón gallego de liga, copa y copa diputación. Aquel equipo juvenil fue uno de los mejores conjuntos que ha tenido el club, y que lamentablemente no tuvo la continuidad deseada en senior, por diferentes razones, (unos jugadores no siguieron, otros se fueron para estudiar, etc…). Aunque los que si llegaron a jugar en senior aportaron mucho al primer equipo, por la base que traían. Caso de Adolfo, Juanjo, Miguel “Bicho”, “Papi”, Pol, Julián “Tirones”, Infanzón “el Duque”, Alfredo “Pimpín”,…

Con diferentes altibajos el equipo siguió participando en la liga autonómica de 1ª. En el año 90 se produce el cambio de presidente y asume dicha presidencia Martín Marticorena. Asimismo el equipo pasa por las manos de varios entrenadores tales como Carlos Allegue y Fran Deive. Este último deja su impronta de ex jugador del Cisneros y le da un carácter al equipo que destaca por su garra y entrega. Se consigue llegar a semifinales de la copa Xunta de Galicia y se incorporan de juveniles jugadores que marcarían una época en el club., Pablo “Tapas”, Carlos “Fede”, Alvaro, Ricardo “Kai”, etc..